síganos por correo electrónico.

jueves, 25 de julio de 2013

DECRETOS DE LLAMA BLANCA

0.002 Los rayos secretos de Cosmos .

Om Mani Padme Hum Aum
En el nombre de la amada poderosa y victoriosa Presencia de Dios, YO SOY en mí, mi propio amado santo Ser Crístico y Búdico y santos Seres Crísticos y Búdicos de todos los portadores de luz alrededor del cosmos, amado poderoso Cosmos y el Imán del Gran Sol Central, Amitaba, Amogasidi, Akshobya, Ratnasambava y Vairochana, el Gran Director Divino, Saint Germain y Porcia, Kuan Yin, Maha Chohán, Caridad y todos los Budas y Bodisatvas del cielo, Lanello, la Madre Buda y todos los verdaderos mensajeros de Dios, todo el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca, mundos sin fin, vida elemental de fuego, aire, agua y tierra, yo rezo:
Rayos secretos del poderoso Cosmos (3x)
¡Alaba a los cinco Diani Budas! (3x)
Rayos secretos del poderoso Cosmos (3x)
¡Arde con su corriente de fuego! (3 x)
Rayos secretos del poderoso Cosmos (3x)
¡Eleva el fuego sagrado en nosotros! (3x)
Rayos secretos del poderoso Cosmos (3x)
¡Que arda el Sol de presión equilibrada! (3x)
Rayos secretos del poderoso Cosmos (3x)
¡Eleva ahora a la vida elemental! (3x)
Rayos secretos del poderoso Cosmos (3x)
¡Fluye por nuestras manos este día! (3x)
Rayos secretos del poderoso Cosmos (3x)
¡Fluye por nuestros pies este día! (3x)
Rayos secretos del poderoso Cosmos (3x)
¡Fluye por nuestro corazón este día!(3x)
Rayos secretos del poderoso Cosmos (3x)
¡Ardientes chacras giran y resplandecen! (3x)
Rayos secretos del poderoso Cosmos (3x)
Ahora caminamos por el Camino Medio (3x).
Y en la plenitud del gozo cósmico, aceptamos que esta oración se manifieste aquí y ahora con pleno amor, sabiduría y poder, anclada en la tierra, aire, fuego, agua y éter, y tangiblemente manifestada en nuestras vidas y en las vidas de todas las evoluciones de luz a través del cosmos.
Om Mani Padme Hum Aum

0.001 Tubo de Luz de Cristal Diamantino .

Om Mani Padme Hum Aum
(Honro al santo ser Crístico en mí)
Amada Presencia de luz y amor infinitos, poderoso YO SOY EL QUE SOY sobre mí, irradia desde el centro de mi cuerpo causal ahora un gran pilar de radiante y deslumbrante luz blanca que rodee mi forma y se extienda tres metros en toda dirección, desde el centro de mi corazón, con un impenetrable campo de fuerza de energía brillante y la selle con una sustancia cristalina de diamante, a través de la cual nada que sea inferior a la perfección Divina pueda pasar.
Dentro de este glorioso Tubo de Luz de Cristal Diamantino, invoco una hoguera fulgurante de la llama violeta transmutadora y cantarina para que consuma todo karma—causa, efecto, registro y memoria—remplazándolo con dicha pura y acelere la circulación de mis chacras y sostenga esta llama violeta cósmica y pulsante a mi derredor, veinticuatro horas al día, consumiendo toda imperfección, sentido de limitación y pobreza, proyecciones astrales y malignas, así como registros pasados que vienen para ser transmutados.
Amada y brillante Presencia YO SOY, conserva el concepto inmaculado para mí, así como yo tengo a toda vida en esta imagen de perfección ahora y siempre. Disuelve toda mi resistencia a aceptar la inspiración divina, la guía, intuición y gracia, el desarrollo de mi potencial interno y mi naturaleza Crística y Búdica y la aceleración de la precipitación en mi
mundo de los dones del Espíritu Santo y los siddhis*de los adeptos, su manifestación en todos mis pensamientos, palabras y obras, expresada en una espiritualidad práctica en mi vida hoy mismo.
Séllame en esta matriz de victoria total por siempre mientras practico la sagrada ciencia del mantra y la palabra hablada a favor de toda vida consciente en la Tierra y en todos los sistemas planetarios, mundos sin fin. ¡Que se haga la Voluntad de Dios y que el Amor, la Sabiduría y el Poder emanen ahora!
Om Mani Padme Hum Aum
*Siddhis (Sánscrito) Poderes ocultos adquiridos a través de la disciplina de los


Mitigación de Terremotos y Actividad Volcánica 5.002

Om Mani Padme Hum Aum
En el nombre del Yo Soy el que Yo Soy, de mi Amado Ser Crístico/Búdico y del Amado Ser Cristito/Búdico de todos los portadores de luz a través del Cosmos, llamamos ahora al corazón del Gran Sol Central, a los amados Alfa y Omega, Helios y Vesta, Hércules y Los siete Poderosos Elohim, Himalaya , Vaivasvatu Manu, El Dios y la Diosa Meru, el Gran Director Divino, Jesús, La Virgen María , Saint Germain y El Morya para la estabilización del territorio de California y Chile y de las placas tectónicasdebajo de ellos y para la prevención o mitigación de todos los temblores, terremotos, maremotos y actividad volcánica así como también en cualquier otra parte del globo terráqueo.
Suria, Cuzco y Poderoso Cosmos envíen relámpagos azules, relámpagos violetas y sus cinco rayos cósmicos secretos adentro de la tierra misma para sellar las grietas y las fisuras y para crear un efecto gelatinoso alrededor de la placas tectónicas para prevención de todos los movimientos telúricos. Hacemos llamados para que todos los portadores de luz estén listos y para que tengan su oído preparado para saber exactamente como responder a la voz de Dios cuando les hable a sus corazones. Ayuden a cada portador de luz para que estén en el lugar correcto, en el momento correcto y para que respondan a este llamado y aceleren sus plegarias.
Amado Lanello, estabiliza la Tierra usando tu cuerpo causal, de la misma forma en que te ofreciste a través de tu ascensión para mantener el balance en el Medio Oriente.
Amados Virgo y Pelleur, Neptuno y Luara, Aries y Thor, y Oromasis y Diana, dirijan a los nomos, ondinas, silfos y salamandras para que vengan a ayudar a la humanidad donde quiera que sea justificada a través de una plegaria, invocación o sacrificio. Dirigimos y visualizamos a los nomos estabilizando la placas tectónicas y todas esas áreas específicas donde los gases bajo la tierra y los desplazamientos de las placas hayan causado ciertas anomalías que puedan provocar desbloqueo de presiones que produzcan movimientos telúricos y erupciones volcánicas.
¡Permitan que toda la vida elemental sea impulsada hacia arriba a través de la acción de las llamas violetas y azul entretejidas en una espiral cósmica ahora!
Amados Ángeles de servicio, empujen este espiral en la tierra a unos 2 kilómetros de profundidad en las cavernas, las grietas y las fisuras llénenlas con fuego violeta reforzado con relámpago azul para la estabilización de la Tierra, comenzando por debajo de California y Chile y de todas las otras zonas del mundo que puedan necesitarlo.
. 5.002
Oh Buda del Rayo Rubí, extiende la acción del fuego rubí y el refuerzo de los ladrillos, varas y conos del Elohim rubí posicionados en lo profundo de la Tierra.
Amados nomos, les damos la autoridad de nuestro propio Santo Ser Crístico/Búdico y de nuestra Llama Trina para que actúen como sea necesario, cuando sea necesario y donde sea necesario. Por la acción del rayo de cristal, purifiquen al cuerpo de la Tierra misma en todos los niveles. Alfa y Omega irradien rayos cósmicos desde el sol de presión balanceada en el centro de la Tierra hacia la superficie y más allá para nutrir y balancear todas las formas de vida.
¡Poderoso Cosmos libera la acción del rayo secreto y del rayo de cristal en lo profundo de la Tierra a través de nuestras manos y pies ahora! Amados elementales aceleren la presencia Solar de amor dentro de todo tipo de vida para que la Tierra pueda volverse una Estrella de Libertad, una diadema de cristal de fuego de estrellas para Alfa y Omega dentro de este sistema solar. Nosotros los amamos queridos elementales. Los llamamos, les cantamos y bailamos con Uds. Les agradecemos por desear ver una era dorada amaneciendo en la Tierra en la medida que la luz de cristal liquido que invocamos diariamente se pueda volver un foco permanente para que todas las evoluciones de la Tierra lo puedan experimentar.
Amado Virgo y Pelleur y jerarcas de los elementales, cuando salimos afuera cada maňana y respiramos el aire fresco, susurramos una plegaria para que Uds. puedan enviar miles de elementales a servir a la humanidad. Ya que a través del amor de sus corazones y de los nuestros entrelazados, los ángeles, los maestros y los seres cósmicos verdaderamente producirán milagros en la Tierra. Les estamos agradecidos a todos! Amen
Y en la plenitud del gozo cósmico, aceptamos que esta oración se manifieste aquí y ahora con pleno amor, sabiduría y poder, anclada en la tierra, aire, fuego, agua y éter, y tangiblemente manifestada en nuestras vidas y en las vidas de todas las evoluciones de luz a través del cosmos.
Om Mani Padme Hum Aum

9.006 La Sagrada Renuncia .

Ritual del intercambio Divino
Para empezar este ritual de la sagrada renuncia, entra en el sagrado espacio dentro de tu corazón y permite que tu mente sea una esfera limpia, blanca y dorada de pura energía, sin distracción. Medita en la pureza interior. Pide a tus ángeles que te rodeen diciendo esta plegaria silenciosamente o en voz baja: “Oh ángeles, caminad conmigo, hablad conmigo, tomadme de la mano, estad conmigo. Amad a través de mí, trabajad por medio de mí, servid usándome a mí.”
•Primera oración
Amado Señor, te entrego mi ser. Renuncio a toda partícula de mi ser, mi vida y mi conciencia para que Tú puedas habitar en mí siempre. Yo soy amor porque Tu amor vive en mí. Yo estoy completo porque Tú estás lleno del espíritu eterno de la vida y yo también lo estoy ahora. Yo soy realidad porque nada más será suficiente para que yo te conozca, mas que amarte con todo mi ser, con todo lo que puedo entregarte como una ofrenda amorosa en el altar de Tu corazón. ¡Oh Dios!, no quiero nada más que conocer Tu Presencia en mí en todo momento para que Tú puedas hacer tus santas obras a través de mí, de acuerdo con Tus propósitos y no los míos. Te agradezco, Señor, por escuchar mi plegaria.
La Renuncia es el arte de dejar que Dios habite en mí.
Es escoger lo mejor en vez de lo inferior.
Es afirmar la realidad divina en el Espíritu y en la materia.
Es estar dispuesto a fundirse totalmente con la Totalidad del Ser.
Yo estoy activamente entregándome a Ti, ¡oh Dios! Yo estoy dándote en todo momento lo mejor de mísiempre. Estoy envolviendo el mejor regalo de mi más alta ofrenda—mi Presencia—a Ti, mi mejor y más querido amigo. Te doy esta santa dádiva de mi renuncia. Te estoy entregando lo que ya te pertenece. Abandono todo, menos a Dios. Estoy sonriendo y brillando con una nueva luz espiritual.
Te entrego todo. Entrégame Tu todo. Deseo tener Tu Presencia conmigo siempre. Yo soy tuyo y Tú eres mío. Ilumina mi mente y corazón para que yo pueda ver lo que debo hacer para devolverte Tu santo amor. Grandioso Dios de la vida, adóptame para que esté contigo por siempre.
. 9.006
Así como arriba así abajo, estoy experimentando el gran intercambio del flujo de la figura ocho. ¡Oh Dios, sé mi realidad y todo lo que es irreal desaparecerá! Como Dios en manifestación, yo te imito, Divino Creador, imitando el don de darme vida, entregándote todo lo que soy. Dejo ir todo para poder convertirme en el Todo y así empezar una nueva espiral, dando el Todo a todos una y otra vez.
•Primer paso en el sendero de la dulce Renuncia
Deseo seguir el feliz sendero del sacrificio, el servicio, la renuncia y la abnegación, que es el primer paso en el sendero de la dulce renuncia. Yo soy uno con mi realidad divina mediante el sacrificio del ser, el servicio a la humanidad, la abnegación que abandona al ser inferior para ganar el Ser superior y la renuncia a todo. Cuando entrego mi ser, entonces ¿qué va a quedar de mí? Lo que queda es Dios en mí. No temo meterme al océano y recibir olas de identidad sin ego que se convierten en el Todo.
Quiero servirte, amado Señor, con amor y humildad.
Quiero conocer la bendita dicha cuando muchos Te encuentren.
Me entrego diariamente a mi divina misión.
Me entrego al propósito santo.
Me entrego a la voluntad de Dios y a mi propia realidad divina.
Me entrego a la voluntad del Uno.
Me entrego a la gracia del Amado.
Me entrego a actos de abnegación entregando todo mi ser.
Me entrego al corazón de Dios Padre y Madre.
Me entrego a los ciclos eternos de los fuegos creativos del
amor de Dios.
Entrego mi propio corazón, unido al de Dios.
Me entrego a las mayores necesidades del cielo.
Me entrego a la espontaneidad de lo divino.
Me entrego al sendero de la auto-maestría.
Me entrego a la vida.

(Decir aquí tu oración personal, describiendo las cualidades de Dios que quieres emular.)
•Segundo paso en el sendero de la dulce renuncia
Deseo renunciar a toda auto-condenación y aceptar mi realidad divina, que es el segundo paso en el sendero de la dulce renuncia. Afirmo que Dios es la meta y abandono hasta el más insignificante sentido de que estoy separado de Dios. Este día proclamo que ¡soy uno con Dios! ¡Dios está siempre conmigo y dentro de mí! Dios está listo para que yo adquiera la totalidad de Su Presencia.
Abro bien la puerta de mi corazón y conciencia para que la luz de Dios pueda entrar e inundarme con Su luz y amor, y así lavar todo lo que me ha causado sufrimiento, luchas o dolor. Borro ahora todo el diseño de mi ser irreal. Renuncio a todo sentido de pobreza, de falta de valor y de culpabilidad, y voy adelante aceptando mi divinidad ahora.
Estoy olvidándome de mi ego totalmente y convirtiéndome en el Ser Superior. Estoy cerrando el espacio entre el ser inferior y el Ser Superior cada día al ser fiel a éste. Presento un nuevo ser a Dios todos los días. Me entrego cada vez que medito en Tu bello rostro y siento Tu gracia omnipresente, porque Tú me amas como soy.
Centrado en el Uno estoy, un ser rodeado de luz,
La realidad es todo lo que conozco, perfeccionado ahora a Tu vista.
Por siempre viviendo en Ti, yo decreto mi divinidad.
Acepto totalmente Tu esencia en todo mi ser.
Con dicha te entrego todo, ahora Tu corriente regresa a Ti.
Bébeme mientras yo te bebo a Ti, tu puro amor ahora me colma.
Todo lo que no es de Dios se desliza: ¡Oh Presencia, sólo Tú!
Nuestra conciencia llena de dicha está por toda la eternidad.
•Tercer paso en el sendero de la dulce renuncia
Ahora tomo el tercer paso y renuncio a la voluntad, al ego y al intelecto humanos y recibo la dicha de la voluntad de Dios a cambio. Voy a rendirme a la voluntad de Dios en mi vida una vezpor todas. La gloria de la voluntad de Dios es incom-parable; es suficiente para satisfacer todas mis necesidades, tanto humanas como divinas. La voluntad de Dios es la primera espiral de
. 9.006
donde ahora atraigo la energía necesaria para sostenerme en mi camino a casa y luego estalla de ese eterno hogar con una nueva energía cósmica para crear nuevos mundos de gloria.
Absorbido en interminable dicha y paz,
cuando amantemente busco Tu voluntad
en vez de la mía, toda la lucha cesa.
La dulce renuncia me permite siempre estar atado a la realidad, porque se requiere tanto valor como humildad para tener una victoria completa. ¡Oh voluntad divina!, ayúdame a ser como Tú quieres que sea en mi corazón y conciencia este día.
Renuncio al ser irreal y percibo al Ser Real.
Renuncio a la voluntad humana y me glorifico
en la voluntad divina.
Me despojo del ego humano y me convierto en lo que fui creado para ser desde el principio: Un ser de luz, comple-tamente equipado con las bellas características de mi Padre y Madre divinos.
•Cuarto paso en el sendero de la dulce renuncia
En el paso final de la dulce renuncia, me rindo totalmente a mi realidad divina. ¡Oh Dios!, ayúdame a entregar todo lo que bloquea el flujo de Tu espíritu a mi corazón, alma y vida.
Afirmo que el amor es la clave, el amor es el camino, el amor es la luz de la verdadera renuncia. Yo entrego mi vida por medio del amor. Cedo mi amor para que todos puedan tener vida eterna. Yo soy uno con Dios ya que decido ser el Uno—estar totalmente unido a Dios.
Déjame elevarme hora tras hora, día tras día; y no me dejes descansar en ningún peldaño de la escalera, sino que por Tu gracia, suba hasta llegar al pináculo, renunciando a todo lo que es inferior a Ti. Permite que mi corazón y alma sean consumidos por Tu amor, ¡oh mi Dios!, y en esa consumación déjame ser sólo amor para todos.
Ríndete, oh mi alma, a la dulzura de fundirme
suavemente en la voluntad divina.
Deseo ser consumido en el fuego de la voluntad de Dios y que la voluntad humana se derrita completamente.

Mediante el amor, la voluntad diamantina de
Dios entra en mí, se convierte en mí y yo me
torno en su brillante resplandor.
El amor enciende el deseo.
El deseo me impulsa hacia la caricia divina.
Deseo la unión, deseo la esencia.
No tengo mayor deseo.
Entrégate, ¡oh mi alma!, a la dicha, la
inimaginable felicidad de la unión con el
Creador de todo.
Yo soy dicha. Yo soy el Uno.
Mientras me fundo en Tu voluntad divina, estoy avanzando a un nuevo nivel de la dulce renuncia—la renuncia cósmica. Ahora camino por el sendero de la renuncia cósmica, siguiendo la voluntad de Dios para regresar a la fuente de toda vida. Primero me entrego a Ti, ¡oh Dios! Busco la conciencia cósmica; por lo tanto, entro a la renuncia cósmica. Como busco que la totalidad de mi propia realidad divina me rodee siempre, primero quiero lo que se pueda dar a mi Ser Superior como el total y completo amor de quien soy en Dios. Renuncio a todo deseo de adquirir el logro que busco, hasta los deseos de alcanzar mayores alturas.
Entro a lo más profundo del corazón de Dios para que todo mi ser se funda en Dios y de este modo sólo quede Dios. Estoy envuelto en amor cósmico—el mayor amor de la pura dádiva del Ser a los fuegos cósmicos del amor de Dios. Hoy me pongo en contacto con Tu más puro y abnegado amor, ¡oh Dios!, e instantáneamente siento Tu Presencia en mí. Medito en el amor cósmico. Medito en la renuncia cósmica.
Entro en tu corazón lleno de dicha cósmica y mi felicidad no tiene límites. Acepto el gozo y la esperanza de entrar en el corazón de la renuncia perfecta diariamente—a toda hora y en todo momento.
•Oración final
Dios mío, por favor trae a mi mundo todo lo que necesito para ser Tu cáliz perfecto. Otórgame Tu gracia para que yo pueda dársela a los necesitados. Quítame todo lo que bloquee el resplandor de Tu amor pasando por mí en todo momento a toda la gente. ¡Oh Señor!, veo con el ojo de mi mente a todos los que necesitan Tu amor y te pido que me uses como Tu instrumento para dar a cada uno el agua de vida en la porción exacta que esa persona necesite para
. 9.006
Llegar a Tu corazón. Pido esto de acuerdo con Tu voluntad y divina misericordia, ¡oh Señor!
Este día entrego mi misión divina, sabiendo que es mejor dar que recibir. ¡Oh Dios, te entrego todo lo que soy y lo que espero ser! Ven a mi templo este día y todos los días de mi vida y habita en mí, así como yo vivo en Ti. Actúa en mí este día y recibe a todos los que encuentro con la bendición perfecta para cada uno, para que todos puedan elevarse y tener una mayor conciencia de Ti en acción en todo lugar.
Durante el día, entrega las rosas de tu corazón a Dios Padre y Madre con momentos de oración y contemplación
silenciosa. Visualiza que estás dando estas rosas a las personas con que te encuentres, diciendo: “Aquí hay una rosa de mi corazón; te la doy a ti, amigo mío. ¡Oh!, amigo a quien había perdido por mucho tiempo y a quien he encontrado otra vez en el camino de la vida. Debes saber, ¡oh alma!, que tú eres muy valiosa a Sus ojos y que puedes, con la gracia de Dios, llegar hasta tu hogar si simplemente amas lo suficiente.”
Se recomienda hacer la siguiente meditación diariamente
Es importante cada día aquietar la mente y el corazón y simplemente estar callados, aunque sean unos cuantos minutos en la mañana o en la noche antes de acostarse. Después de unos minutos de verte rodeado de un resplandor puro y blanco de la gracia celestial, ve una escalera de cristal que va al cielo y luego visualiza a muchos ángeles descendiendo esos escalones para estar contigo. Míralos haciendo un círculo de fuego a tu rededor y rayos de luz de fuego sagrado saliendo para cubrirte con su fulgor.
Después de haberte rodeado de esta energía cósmica, mira corrientes de luz saliendo de tu corazón hacia todos los que necesitan amor curativo. Ve estos como gloriosos ríos de fuego, cubriendo la Tierra y rodeando no sólo a individuos, sino a hogares, pueblos y naciones. Mantén esta visualización de tres a cinco minutos, o por tanto tiempo como puedas mantener la intensidad y la suavidad de esta luz en el ojo de tu mente
Visualiza que cada alma eleva su conciencia y que todos sus problemas se disuelven de modo que esa persona está feliz, sana y
l lena de esta dicha radiante. Mira multitudes de ángeles rodeando a cada persona, lugar y condición de modo que todo es pura luz.