síganos por correo electrónico.

domingo, 4 de octubre de 2015

Emanación del Corazón de Orion, El Antiguo Hombre de las Montañas, en Marzo 19, 2013



Emanación del Corazón de Orion,

 El Antiguo Hombre de las Montañas, en Marzo 19, 2013

  Podéis Encontrar la Verdad en la Naturaleza Escucha.

                Yo soy Orion y he venido para impregnar esta región de Montana (un estado llamado así por tener las montañas en su interior) con la luz desde la fuente, luz desde la Estrella de Dios, luz desde vuestra propia fuente de perfeccionamiento, energía y providencia. Mientras camináis por los lares de la montaña, yo estoy allí, motivándoos a subir hasta las cimas más altas del ser en Dios.

 ¿Habéis precenciado la subida del sol desde la cumbre de una montaña elevada y sentido el impulso de la radiación solar dentro de vuestro corazón, vuestra mente, vuestros ojos y vuestra alma, así como ese eterno faro os envía sus rayos?. Bien, yo he presenciado muchos amaneceres y la subida del sol en las cimas de los Alpes y en los baluartes del fuego blanco de todas las gamas en la tierra. Yo los he caminado todos. Los he subido con Sherpas y con intrépidos, en lugares en donde ningún otro ser humano ha puesto un pie; porque en el consuelo del silencio hay una aceleración de la conciencia y una apertura interior de nuevas válvulas del espíritu, para obtener lo divino, lo virtuoso, lo bello y lo noble.

 Podéis acceder la verdad eterna en la naturaleza cuando camináis con Dios en medio de las colinas, las llanuras, los valles y en todas partes donde el espíritu os mueve para encontrar una fuente de agua de corriente pura en una montaña, o un lago libre de desechos o de vibración humana. Si, amados, hay algo en el silencio que penetra vuestro corazón, cuando estáis en lugares secretos de la naturaleza. Porque Dios no habita en las vicisitudes de la dualidad y creación humana, adversa en su tendencia de alejamiento del punto de creación, propio de la época. Si habita en las tierras silvestres y áridas, en áreas en donde hay vida verde, flora y fauna en todas las formas espectaculares, que glorifican a Dios y retratan la belleza, el color y la forma. Yo, lo he visto con mis propios ojos y he absorbido el fuego espiritual, el cual he enviado desde mi corazón a la humanidad en esencias de vida desde mi propia fuente de inspiración, para moveros más arriba y para que aceptéis el fuego divino.

 Muchos de vosotros viajaréis en avión, o en el auto conduciendo o en el de un amigo hasta Montana, para la Conferencia del amor divino del Espíritu Santo. Apreciaréis el tiempo entre vosotros y apreciaréis el caminar por las calles de Livingston y por el Parque de Yellowstone, el poderoso río de luz y fuego solar. Porque aún todavía en lugares secretos el oro puede ser encontrado (si, el oro del espíritu) mientras observáis el movimiento apurado del agua sobre las rocas y en medio de diferentes formaciones naturales de piedra en su recorrido por el Valle del Paraíso y también moviéndose hacia el este a Livingston y finalmente fundiéndose con el poderoso río Missouri y luego con el poderoso Mississippi. Los indígenas que vivían en estas regiones entendieron su unidad con su origen y la naturaleza, la madre Tierra. Es hora de que el hombre llamado blanco, también sepa de su unidad con la tierra, el suelo y aquello que crece en el seno de la madre. Hoy, la oportunidad para crecer espiritualmente aún continua, a medida que crece a partir de la semilla lo que puede ser su alimento que nutre todas las necesidades para vivir una vida fructífera, justa y armoniosa del espíritu. ¿Porqué está éste que os habla y vive en esta milla alta del estado de Montana, el cual algunos llamáis Big Sky? Es acaso debido al medio ambiente y la pureza del aire, o incluso a los fuertes vientos que pasan por esta zona los cuales el espíritu puede sentir y las vibraciones de energía cósmica que ventilan a los cuatro vientos como una bendición para toda la vida en América del Norte y más allá. 

 Algunos de vosotros habéis encarnado en el Tibet, Nepal, India y Burma en vidas pasadas y mantenéis el deseo de vivir en la fortaleza de las montañas y de las alturas en donde está la mayor esencia pránica de la atmósfera de los lamas y los yoguis. Todo esto es por una razón, amados. Y lo podéis discernir en vuestro propio espíritu uno con Dios, mientras internalizáis la verdad, la integridad del ser y la luz, al aceptar vuestro nuevo yo y las frecuencias del buda (el grande y glorioso uno) iluminado, consiente y libre para expresar los mayores aspectos de la totalidad de la mente divina.

 Os invitamos a Montana para reclamar los nuevos tesoros del amor divino en vuestro ser interno. Os llamamos a esta tierra para que purifiquéis vuestro ser en los fuegos del Espíritu Santo. Os llamamos a esta tierra para caminar, para subir, para aprender lo que significa para vosotros el ser como yo, un hombre o mujer montaña: como Jim Bridger o Ansel Adams o aquellos quienes en la maestría del ser han testificado la manifestación de la creación en increíbles formas de gloria y del ser divino. 

 Yo soy el ion del principio. Orion yo soy. Yo os reclamo para Dios hoy. Sobre las alas del águila, podéis volar a nuevos reinos y nuevas tierras de fuego para conocer vuestro ser, libre puro y divino. Os agradezco.

 Derechos de autor © 2013 del Centro de Corazones ®. Los derechos de autor están reservados. Todos los mensajes dados a través del Centro de Corazones tienen derechos de autor, pero permitimos que se impriman y se compartan con discreción con amigos de corazón a través del mundo. Palabras de soporte en corchetes, han sido añadidas para mayor claridad, con la aprobación del maestro dictante. Cortos párrafos pueden ser citados, mientras que se dé crédito al autor. Contáctanos en: www.theheartscenter.org. Correspondencia y contribuciones pueden ser enviadas a P.O. Box 277, Livingston, Montana 59047 USA.